Cómo equipar un estudio fotográfico profesional

Tomar fotos es divertido y te encanta tanto que has decidido que llegó el momento de dar ese gran salto y armar tu propio estudio fotográfico. Sin embargo, no estás del todo seguro qué necesitas para equiparlo. No te preocupes. Sigue leyendo y aprende cómo equipar un estudio fotográfico profesional.

Ambiente

Lo primero que necesitas es un lugar vacío y blanco. Procura que el piso sea también de este color y evita a toda costa las alfombras o pisos de madera en el estudio fotográfico. Tus equipos son eléctricos y estos materiales pueden ser riesgo de incendio.

Iluminación

Evita a toda costa la entrada de luz exterior a tu zona. Aun la ranura inferior de la puerta puede filtrar luz y dañar tus tomas.

Sombrillas

Solo necesitarás tres sombrillas de cualquier tamaño. Son necesarias para ajustar la temperatura de la iluminación. Se recomienda usarlas en trípodes.

Flash

Mientras no los uses, procura mantenerlos apagados. Para comenzar solo necesitarás un flash que puedas colocar sobre la cámara y un flash anular que puedas colocar alrededor del lente.

Sombrillas estroboscópicas

A diferencia de las otras sombrillas, estas tienen una luz que les permite hacer un ajuste especial a la iluminación del estudio. Tres sombrillas estroboscópicas son más que suficientes. Estas deben configurarse para que destellen al presionar el obturador.

Pilas y focos

Es muy desagradable quedarse sin carga a mitad de sesión o que un foco se queme y no puedas cambiarlo. Ten siempre muchos repuestos para atender cualquier eventualidad.

Plataformas

Sirven para estar de pie y tener más altura, sentarse, colocar cosas o apoyarse. Puedes tener plataformas de diferentes tamaños.

Trípodes

Solo basta con que tengas un trípode alto y uno bajo para lograr cualquier ángulo de toma. Procura que estos puedan inclinarse y rotar por completo y que además te permita ajustar su altura. Que sean livianos pero resistentes.

Armazones

Te será necesario usar armazones para colgar las luces. Usa armazones fuertes que soporten el peso de estas. También te servirán para colocar telones de fondo y a su vez, influirá en el estilo de tu estudio fotográfico. Es recomendable tener al menos tres armazones que sean ajustables.

Escaleras

Te serán de mucha utilidad para colgar los fondos y las luces en los armazones. Si puedes tener una escalera para cada trípode de iluminación, evitarás estar desplazando la escalera para hacer los ajustes, lo cual llega a incomodar a los clientes y al personal del estudio.

Balance de blancos y de colores

Es bueno que tengas a la mano una tarjeta de balance de blancos y una paleta de colores. También es útil contar con un patrón de cuadros blancos y negros que te permitan ajustar la configuración de la cámara a la iluminación. La paleta de colores debes usarla junto con el medidor de luz para lograr el tono de iluminación deseado.

Obturador remoto

Resulta muy útil poder operar a distancia todos tus equipos. Los obturadores remotos te permiten tomar fotos sin necesidad de tocar la cámara, sobre todo si esta se encuentra sobre un trípode que debe permanecer inmóvil durante varias tomas.

Tarjetas de Memoria

No puedes darte el lujo de quedarte sin memoria durante una sesión. Por ello busca tener la mayor cantidad de tarjetas de memoria y regístralas con detalle. Almacénalas en un sitio frío y seco.

Fuente: MINAfotografia

Dejar un comentario